SOÑAR PARA VIVIR

Por Eduardo Alighieri

Dejar de soñar, olvidar los sueños y perder la confianza son algunas de las consecuencias de no ser pacientes ni flexibles con nosotros mismos.

Somos nuestros jueces más severos, lastimándonos sin necesidad, y tomamos los comentarios de los demás como verdaderos, cuando son simplemente un punto de vista.

Los sueños son una gran motivación, porque nos mueven a desarrollar nuestro potencial para alcanzarlos.

Sueña y trabaja por tus sueños para crecer, ser mejor y feliz, si los dejas a un lado del camino sentirás que te has estancado, infeliz e insatisfecho.

Imagen del encabezado © josealbafotos / Pixabay