octubre 2018

Cree en que es posible

2018-10-31T17:48:41+00:00octubre 31st, 2018|

Mientras conservemos la fe, nos será más fácil superar los retos y desafíos que surgirán a lo largo del camino.

En diferentes momentos cuando caminamos hacia nuestros sueños encontramos obstáculos que colocan a prueba nuestro amor propio y la confianza en nosotros mismos.

Emprendemos el camino con fuerza, pero al poco tiempo si no vemos resultados comenzamos a tener dudas, y los miedos que logramos vencer para comenzar a caminar vuelven a aparecer.

Las fuerzas vienen y van, así como la concentración y el compromiso, pues algunos días son más difíciles que otros.

Pero aunque comiencen a escasear las fuerzas, falte el apoyo y te sientas tentado a desistir , no te falles a ti mismo ni a tus sueños.

Puedes seguir a Eduardo Alighieri en InstagramFacebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter para que recibas en tu email las próximas publicaciones.

Que sea un motivo

2018-10-27T17:27:35+00:00octubre 27th, 2018|

Ser subestimado por personas cercanas, la pareja, los jefes y la sociedad, debe ser un motivo más para alcanzar tus sueños no para desanimarte.

Aunque las palabras, las actitudes displicentes y la indiferencia duelan, nada de eso debe limitar lo que puedes alcanzar.

Cuántas personas dejaron sus sueños a un lado del camino por los comentarios negativos que recibieron y la falta de apoyo, dejando de creer en sí mismos porque otros no creyeron en ellos, renunciando sin haber intentado lo suficiente.

Los golpes que recibas sin importar de dónde provengan conviértelos en un estímulo, nunca en una razón para desistir.

Ningún camino es fácil, pero sin duda, ninguno es más difícil que caminar por el que no deseamos.

Puedes seguir a Eduardo Alighieri en InstagramFacebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter para que recibas en tu email las próximas publicaciones.

septiembre 2018

Superarte a ti mismo es la meta

2018-10-18T20:56:18+00:00septiembre 13th, 2018|

Mirar hacia los lados en una carrera es importante, pero es aún más importante conservar la vista fija en la meta.

Los tiempos en los que los seres humanos alcanzamos nuestros sueños son incomparables a pesar de que compartamos el tiempo y el espacio.

Hemos sido dotados con talentos y dones diferentes, y eso es maravilloso, porque eso nos hace únicos, por esta razón existen jóvenes genios que son profesionales a los trece años y niños de siete que componen sinfonías.

Sin embargo eso no asegura que sean felices, ni que su éxito se prolongue en el tiempo.

Algunos alcanzan muchos de sus sueños siendo muy jóvenes, otros lo hacen siendo ya mayores, pero sin importar el tiempo que le toma a unos u otros lograr sus metas, lo imprescindible en todo camino es no dejar de caminar.

Ve a tu ritmo con un objetivo en mente, ser mejor que ayer, y eso implica trabajar en tu construcción y desarrollo, los logros llegarán siempre y cuando cumplas esa premisa a diario, pues es vencernos todos los días lo que nos permitirá avanzar.

Mirar hacia los lados en la vida puede ser una fuente inagotable de amargura, en cambio mirar hacia al frente traerá paz a tu vida.

Puedes seguir a Eduardo Alighieri en FacebookTwitterInstagramLinkedIn, o suscribirte aquí a la Newsletter.